Con la aprobación del reglamento por parte del Gobernador Civil comienza la andadura del nuevo batzoki Sabin Etxea. Así, en 1931, el caserón ve instalarse entre sus paredes la sede del Bizkai Buru Batzar y del Secretariado General vasco, mientras que en la planta baja se sitúa la Comisión de Propaganda.